Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Vida Pastoral

Sínodo de los obispos sobre los jóvenes



Ha terminado el sínodo de los obispos sobre “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Los trabajos del sínodo estuvieron en la línea de lo que presentó el Instrumentum Laboris y el documento final guarda una relación con él. Este documento se ofrecerá al Santo Padre y también a toda la Iglesia como fruto de este sínodo, aunque el viaje sinodal aún no ha finalizado y prevé una fase de implementación. Sin embargo ya el documento final puede ser un mapa para el trabajo de los pastores y agentes de pastoral en sus parroquias e instituciones que acompañan el camino de los jóvenes.

E l pasaje de Emaús de Lucas 24 sirve de marco de reflexión para el acompañamiento de los jóvenes. Los padres sinodales afirmaron: “En el episodio de los discípulos de Emaús hemos reconocido un texto paradigmático para comprender la misión eclesial en relación con las generaciones más jóvenes. Esta página expresa bien lo que experimentamos en el Sínodo y lo que nos gustaría que cada una de nuestras Iglesias en particular viviera en relación con los jóvenes” (Cf. Prólogo). Además, “En continuidad con el Instrumentum laboris , el documento final se divide en tres partes que están marcadas por este episodio. La primera parte se titula “Él caminó con ellos” ( Lc 24, 15) y busca iluminar lo que los Padres sinodales reconocieron en el contexto en el que se insertan los jóvenes, destacando sus fortalezas y desafíos. La segunda parte, «Sus ojos fueron abiertos» (Lucas24, 31), esinterpretativa y proporciona algunas interpretaciones fundamentales del tema del Sínodo. La tercera parte, titulada «Se fueron sin demora» (Lc 24, 33), recoge las opciones para una conversión espiritual, pastoral y misionera”

E n el “caminar con los jóvenes” el sínodo ha destacado la importancia de la escucha. Inspirados en la experiencia de Emaús y en el ejemplo que da Jesús al escuchar lo que es - taba en el corazón de sus discípulos, el docu - mento propone el valor de la escucha porque “escuchar transforma el corazón de aquellos que lo viven, sobre todo cuando se ponen en una actitud interior de armonía y de sintonía y docilidad al Espíritu. No se trata sólo de re - coger información, ni de una estrategia para alcanzar un objetivo, sino que es la forma en la cual Dios mismo se relaciona con su pueblo”. El sínodo reconoce, sin embargo, que “no siempre la comunidad eclesial hace evidente la actitud del Resucitado hacia los discípulos de Emaús, cuando, antes de iluminarlos con la Palabra, les preguntó: “¿De qué hablaban mientras venían de camino?” (Lc 24, 17). Pre - valece, muchas veces, la tendencia de dar respuestas preconfeccionadas y recetas que ya están listas, sin dejar que emerjan las pre - guntas de los jóvenes en su novedad y saber interpretar su provocación”. En la escucha siempre será importante cono - cer el contexto en el que viven los jóvenes pues existe un mundo plural, con cambios que se suceden constantemente, con fenómenos de exclusión y emarginación de las que son vícti - mas. Incluso el mismo sínodo es expresión de la diversidad de contextos y culturas: “La mis - ma composición del Sínodo ha hecho visible la presencia y el aporte de las diversas regiones del mundo, evidenciando la belleza de ser una


Encuentra todo el documento en la edición Nº 173 

;