Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Misa

Santa Misa V Domingo de Cuaresma



Santa Misa V Domingo de Cuaresma

Para meditar

Por medio de Ezequiel, el Dios que promete y cumple, con un lenguaje simbólico, denuncia la situación de muerte en que vive el pueblo desterrado y anuncia su liberación, con el regreso a la propia tierra. Este pueblo en situación de muerte y destierro, debe tomar conciencia que la pérdida de la libertad y de los bienes que garantizan la vida, es el resultado de la infidelidad e idolatría de los líderes políticos y del propio pueblo.

Disponernos para un acontecimiento es reconocer que, por naturaleza, poseemos una serie de cualidades que nos hacen dignos, como cristianos, de la integridad de hijos de Dios. Ésta nos ha sido dada en virtud del misterio pascual de Cristo y por el agua del bautismo. Por eso, en el cristiano inhabita el misterio del Dios trinitario que dota a la vida de una maravillosa cualidad divina.

La resurrección de Lázaro tiene la función de llevar a las personas a tomar partido a favor de Jesús y de la vida, o contra Él y a favor de la muerte. En efecto, Marta cree que Jesús es la resurrección y la vida, mientras que las autoridades político-religiosas de los judíos declaran la muerte de Jesús. Este episodio, por medio de la profesión de fe en Jesús-vida, tiene el cometido de llevar a las personas a reconocer a Jesús como “el Mesías, el Hijo de Dios”.

El mundo actual devora las esperanzas de la mayoría de sus habitantes, porque está lleno de Lázaros que el consuelo que reciben son dolor y angustia. Esto porque una minoría optó por vivir según sus instintos egoístas, generando una sociedad cada vez más desigual e injusta. Pero la esperanza viene de Dios, que en Jesús, y por su Espíritu, nos saca de las tumbas y nos hace revivir, mostrando que la muerte no tiene la última palabra. Más aún, Jesús nos manda que desatemos y dejemos caminar a todos los que se les está impidiendo vivir, pues el Espíritu que lo animó a liberar a los oprimidos y resucitar a los muertos está presente en nosotros por el bautismo.

Para reflexionar

● El evangelio describe al cadáver de Lázaro “en una cavidad cubierta de una losa, los pies y las manos atadas con vendas”. ¿Puede ser hoy el retrato de una persona o de una comunidad “muertas”?

Oración final

Señor, que la proximidad de las fiestas pascuales avive en nuestra comunidad el deseo de una vida bajo la acción de tu Espíritu y del poder de Cristo resucitado, que nos salva. Amén.


Complementa los ocho (8) pasos de la Lectio Divina adquiriendo el Misal Pan de la Palabra