Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Misa

Santa Misa de la Sagrada Familia 2019



Santa Misa de la Sagrada Familia 2019

PARA MEDITAR

Cuando se rompen los vínculos que unen las diversas generaciones en el seno de la familia, se hace más difícil la justa valoración de la misión y la importancia de los padres en la educación de sus hijos. Esto trae como consecuencia el irrespeto a los padres que en algunos casos conduce al abandono total, olvidando el cuarto mandamiento y las promesas en él contenidas para los hijos.

Los nuevos modelos de familia están resguardados por legislaciones nacionales e internacionales, sobre todo en el reclamo de los derechos de la persona, en muchos casos olvidando completamente los deberes, con la trágica consecuencia de que lo que une y vincula a sus miembros no es el amor, sino la norma legal. Esto le niega a la relación familiar todo vínculo con la transcendencia.

La familia cristiana, cimentada sobre la Palabra de Dios, asume desde el Evangelio los valores humanos y cristianos, por eso en momentos de dificultad sostiene a cada uno de sus miembros, busca los intereses de la institución familiar y se dispone incluso al sacrificio de los propios intereses personales en beneficio de los bienes de la familia. Ahí ya no hay confusión ni engaño.

Al contemplar el modelo de familia que nos ofrece la sagrada familia, según la Escritura, sin menospreciar los derechos individuales que protegen las leyes actuales, hemos de reconocer que sólo la institución familiar cimentada y protegida por la ley divina posee en sí los valores y principios que brotan del Evangelio. Es urgente presentar a la sociedad actual la misión evangélica sobre la familia.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿De qué modo mi fe en Dios y mi obediencia a su santa Palabra inspiran mis relaciones y vivencias familiares?

ORACIÓN

Señor, la vida en familia a veces se presenta con grandes dificultades; envía tu Espíritu para que en toda adversidad sepamos descubrir que tú nos guías a la vida eterna. Amén.


Complementa los ocho (8) pasos de la Lectio Divina adquiriendo el Misal Pan de la Palabra