Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Pan de la Palabra

30 Mayo 2019


  • Feria - Blanco
  • SANTA JUANA DE ARCO

PRIMERA LECTURA
Pablo se estableció en la casa de Áquila, trabajaba y predicaba en la sinagoga.
De los Hechos de los Apóstoles 18, 1-8

Pablo salió de Atenas y se fue a Corinto, donde se encontró con un judío llamado Áquila, originario del Ponto, que poco antes había llegado de Italia, junto con su esposa Priscila, debido a que el emperador Claudio había dado a todos los judíos la orden de salir de Roma. Pablo se les juntó, y como tenían el mismo oficio, se puso a trabajar con ellos. Su oficio era hacer carpas. Y todos los sábados enseñaba en la sinagoga y trataba de persuadir a judíos y a griegos. Cuando Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo se consagró enteramente a la predicación sosteniendo ante los judíos que el Mesías que esperaban era Jesús. Como ellos le hacían oposición y lo insultaban, sacudiéndose el polvo de la ropa les dijo: “Ustedes se hacen responsables de lo que les ocurra. Yo soy inocente. De ahora en adelante me voy a los paganos”. Y retirándose de allí se fue a la casa de un hombre llamado Ticio Justo, que ya adoraba a Dios y cuya casa estaba contigua a la sinagoga. Precisamente Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia, y muchos corintios al oír esto creyeron también y recibieron el bautismo.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 97
R/. El Señor se compadece de todas las naciones.

•Canten al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas: su diestra le ha dado la victoria, su santo brazo. R/.
• El Señor da a conocer su victoria, revela a las naciones su justicia: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R/.
•Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclama al Señor, tierra entera; griten, vitoreen, toquen. R/.

EVANGELIO
Estarán tristes, pero su tristeza se convertirá en alegría.
Del Evangelio según san Juan 16, 16-20

En la última cena, dijo Jesús a sus discípulos: “Dentro de poco ya no me verán. Pero esperen otro poco, y entonces podrán verme”. Algunos de los discípulos comentaban entre ellos: “¿Qué quiere decirnos con que dentro de poco ya no lo veremos, pero que esperemos otro poco, y entonces podremos verlo? ¿Y cuando dice que retorna al Padre? ¿Qué significa ese poco? No entendemos lo que dice”. Se dio cuenta Jesús de que querían preguntarle algo y les dijo: “¿Se preguntan qué quiero decir con que dentro de poco ya no me verán pero que esperen otro poco y entonces podrán verme? Les aseguro que van a llorar y a afligirse, mientras que el mundo va a alegrarse. Estarán tristes, pero su tristeza se convertirá en alegría”.

 Palabra del Señor.

LECTIO DIVINA

PARA MEDITAR

La expresión “un poco y no me verán” recuerda el modo en que los discípulos ven en el Jesús histórico al Hijo de Dios; la otra expresión “un poco y me volverán a ver” remite a la experiencia del Cristo resucitado. Parece que Jesús quiere decir a sus discípulos que por brevísimo tiempo permanecerán aún en la condición de verlo, de reconocerlo en su carne visible, pero, después, lo contemplarán con una visión diferente porque se les mostrará transformado, transfigurado.

El anuncio de la ausencia por la muerte de Jesús produjo tristeza en los discípulos. Pero Jesús promete que volverá y siempre estará, para que nada quite la alegría. La ausencia de Jesús en su muerte es cambiada por la presencia del Resucitado y de su Espíritu para siempre. La tristeza de la cruz es cambiada por la alegría de Jesús resucitado y la continua presencia de su Espíritu. Una alegría que alentará siempre a los discípulos frente a las contrariedades y junto con el gozo de los nuevos cristianos que se adhieren a Jesús por la fe en otros lugares del mundo. Hoy también hay muchos impedimentos que pueden quitar la alegría de la fe. Cada día es un intento para vivir el amor y la alegría de Jesús, no dejes que nada te la quite, nada te la limite, ni te la disminuya.

PARA REFLEXIONAR

  • “Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se convertirá en gozo”. ¿Estamos convencidos de que pasará el tiempo de la prueba y Jesús volverá a estar con nosotros?

ORACIÓN

Señor Jesús: si tu muerte es causa de tristeza para tus discípulos, haz que nuestra fe en tu resurrección crezca, para que vivamos la alegría y la irradiemos. Amén.


Complementa los ocho (8) pasos de la Lectio Divina adquiriendo el Misal Pan de la Palabra en: