Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

06 Septiembre 2020


No. 1142 – VIGESIMOTERCER DOMINGO ORDINARIO – CICLO A

Esta semana / Septiembre 06

¡El mensaje!

Jesús hace su primer anuncio sobre su pasión y muerte; pero, a la vezzz, nos invita a seguirlo. Mira la palabra ANUNCIO y ubicala en las casillas las demás palabras relacionadas con el seguimiento de Jesús.

 

San Nicolás
de Tolentino
Presbítero (10 de septiembre)

Nicolás nació en el año 1245 en Pontano (Italia). Sus padres le habían pedido a san Nicolás de Bari que les concediera un hijo y en su honor fue bautizado con el nombre de este santo. Desde niño a Nicolás le gustaba ayudar a los frailes agustinos en sus trabajos y luego decidió entrar a formar parte de la congregación. Cundo llevaba cinco años de ordenado llegó a Tolentino (Italia), donde trabajó con todas sus fuerzas el resto de su vida. En Tolentino Nicolás se sintió muy a gusto, porque tuvo la oportunidad de trabajar por el bienestar de todos sus habitantes. Su primera misión fue confesar a casi todo el pueblo y luego se dedicó a enseñar las verdades de la fe a los adultos y el catecismo a los niños. Destinaba su tiempo libre a pedir dinero a la gente rica, el cual destinaba a la construcción de un convento y en generosas ayudas a los más necesitados. Murió santamente el 10 de septiembre de 1305 y cuarenta años después de su muerte su cuerpo aún estaba incorrupto. En esa ocasión sus brazos fueron cortados para conservarlos en relicarios y milagrosamente desde entonces cada año brota de ellos mucha sangre. 

 

Oración de los Fieles

  • Te pedimos, Señor, por el papa Francisco, para que a ejemplo de Jesús siga demostrando su afecto y atención especial por las familias y por los niños. Oremos
  • Te pedimos, Señor, para que seamos buenos amigos y compañeros y así podamos ser capaces de corregir con cariño cuando ellos se equivocan. Oremos
  • Te pedimos, Señor, que nos ayudes a responder con amabilidad a los superiores y profesores, quienes trabajan por la educación de niños y jóvenes. Oremos.

Mi mensaje

Jesús nos enseña hoy que debemos preocuparnos por nuestros amigos y compañeros, especialmente cuando se equivocan o están haciendo algo que no es correcto. Si somos buenos amigos, lo ideal es acercarnos y darles un buen consejo, no para hacerlos sentir mal ni juzgarlos, sino para que con nuestro cariño logren encontrar su bienestar. Así estamos “ganando” a nuestro amigo y compañero, brindándole confianza. Debemos atrevernos a confiar en los demás, ofreciéndoles oportunidades cuando se han equivocado. La confianza es necesaria para permitir la conversión de las personas, pues nos hace tolerantes y misericordiosos y nos prepara para comprender, olvidar y perdonar. Si queremos establecer relaciones sanas con la familia, los profesores, los vecinos y compañeros de estudio, debe- mos aprender a brindarles confianza. Esto nos permite sanar las heridas y construir vínculos de fraternidad.

Salmo 94

R/. Señor, que no seamos sordos a tu voz.

  • Vengan, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. R.
  • Vengan, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro. Porque Él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.R.
  • Ojalá escuchen hoy su voz: “No endurezcan el corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto; cuando sus padres me pusieron a prueba y me tentaron, aunque habían visto mis obras”. R.

Lectura del santo Evangelio
según san Mateo (18, 15-20)

Corrige a tu hermano


En cierta ocasión Jesús les dijo a sus discípulos:

–Si tu hermano comete un pecado, ve y amonéstalo a solas. Si te escucha, habrás salvado a tu hermano. En seguida uno de los discípulos dijo:

–Señor, ¿y si mi hermano no me hace caso? Jesús respondió:

–Hazte acompañar de una o dos personas, para que todo lo que se diga conste por boca de dos o tres testigos. Otro de los discípulos preguntó:

–¿Y si tampoco así nos hace caso? Jesús volvió a responder:

–Entonces informa a la comunidad; y si ni a la comunidad le hace caso, apártate de él. Entonces Jesús les recordó lo que le había dicho a Pedro en otra ocasión:

–Yo les aseguro que todo lo que aten en la tierra que- dará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo. Respondieron los discípulos:

–Sí, Señor, lo tendremos muy presente. Y para concluir, les dijo Jesús:

–También les aseguro que si dos de ustedes se ponen de acuerdo para pedir algo, sea lo que fuere, mi Padre celestial se lo concederá; no olviden que donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos.

Celebrante: Palabra del Señor.

Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.

Canto

Donde hay caridad y amor

Donde hay caridad y amor, allí está el Señor, allí está el Señor.

Una sala y una mesa, una copa, vino y pan, los hermanos compartiendo en amor y en unidad; nos reúne la presencia y el recuerdo del Señor. Celebramos su memoria y la entrega de su amor.


Oración

Señor y Padre nuestro, te pedimos que las semillas de la confianza germinen, crezcan y den abundante fruto en nuestras familias, para que nos amemos de verdad unos a otros y edifiquemos, desde nuestras relaciones, un mundo mejor. Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


El aliento del león

Un león, a causa de su exceso en las comidas, tenía un aliento insoportable. Se encontró con un asno y le dijo: –Mete tu cabeza en mi boca y dime si mi aliento es dulce. El asno obedeció, pero el mal olor lo hizo retroceder inmediatamente. El león se enfureció y dijo: –¿Cómo te atreves a insultarme? –Y diciendo esto devoró al ingenuo asno. Más tarde le pidió el mismo favor al zorro. Pero el zorro no cayó en la trampa. –Lo siento mucho –le dijo al león–, pero tengo un fuerte resfriado y no percibo los olores.


Para decirle a otro sobre sus defectos hay que ser prudentes para no hacer que se sienta mal.