Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

03 Mayo 2020


No. 1124 – CUARTO DOMINGO DE PASCUA – CICLO A

Esta semana / Mayo 03

¡El mensaje!

Jesús nos ha hablado de tener cuidado del ladrón de ovejas, pues este pastorcito se distrajo y el ladrón aprovechó para robarle una oveja y huir al pueblo y esconderse allá. Por suerte el pastor alcanzó a ver al ladrón y tiene un cartel en la mano, míralo y ayúdale a encontrar al ladrón

 

San Atanasio
Obispo y doctor de la Iglesia
(2 de mayo)

Atanasio, que significa “inmortal”, nació en Alejandría (Egipto) en el año 295 y es uno de los Padres de la Iglesia más destacados. Toda la vida se dedicó a defender con mucho valor la fe católica contra emperadores, presidentes y muchos obispos arrianos que negaban que Jesucristo fuera el Hijo de Dios y atacaban el corazón mismo del cristianismo. Permaneció algún tiempo en el desierto como discípulo de san Antonio abad, de quien logró escribir la más amplia y detallada biografía. A los 33 años fue nombrado obispo de Alejandría y su temperamento era tan autoritario e intransigente que no lograba hablar en metáforas, sino que llamaba “al pan pan y al vino vino”. Por esta razón muchas veces fue expulsado de su ciudad y tuvo que andar errante de un lugar a otro. Sin embargo, era tan grande su confianza en Dios, que nunca se le vio desanimado; al contrario, su temple de luchador lo convertía en el más aguerrido defensor de la fe católica. Finalmente, después de muchos años de exilio en el desierto, logró volver a su ciudad natal, donde murió el 2 de mayo del año 373. 

 

Oración de los Fieles

  • Para que nuestra iglesia parroquial siga siendo un lugar especial y acogedor al cual asistimos con gusto a la Eucaristía todos los domingos. Oremos.
  • Para que los sacerdotes, a ejemplo de Jesús Buen Pastor, sepan acompañar con cariño y comprensión a las personas que acuden a ellos en busca de orientación. Oremos.
  • Para que los profesores y catequistas se preparen en el conocimiento de la Palabra de Dios, para que puedan transmitirla con eficacia a todos los niños. Oremos.

Mi mensaje

Jesús se presenta como la “puerta” por donde pueden entrar las ovejas para sentirse seguras, sin miedo a las amenazas del lobo que las persigue para devorarlas. Con esta comparación, Jesús nos quiere decir que Él es el camino para ir al encuentro de nuestro Padre Dios y que si entramos por esa “puerta” encontraremos la vida plena y el alimento verdadero. Sin embargo, Jesús siempre respeta nuestra libertad, por eso tenemos la posibilidad de seguirlo o rechazarlo. En este domingo, llamado “del Buen Pastor”, recordemos en nuestra oración a todos los sacerdotes, especialmente al sacerdote de nuestra parroquia, para que sigan siendo “buenos pastores” que acompañan y orientan a su comunidad. Que del mismo modo que el buen pastor vive por las ovejas y da la vida por ellas, también los sacerdotes estén dispuestos a entregar su vida por el bienestar espiritual de su comunidad.

Salmo 22

R/. El Señor es mi pastor, nada me falta..

  • El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar, me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. R.
  • Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan. R.
  • Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa. R.

Lectura del santo Evangelio
según san Juan (10, 1-10)

Jesús es el Buen Pastor


En aquel tiempo dijo Jesús a los fariseos:

–Yo les aseguro que el que no entra por el redil de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón, un bandido; pero el que entra por la puerta, ese es el pastor de las ovejas. A ese le abre el que cuida la puerta, y las ovejas reconocen su voz; él llama a cada una por su nombre y las conduce afuera. Y cuando ha sacado a todas sus ovejas, camina delante de ellas, y ellas lo siguen, porque conocen su voz. Pero a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron lo que les quería decir. Por eso añadió:

–Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes que yo, son ladrones y bandidos; pero mis ovejas no lo han escuchado. Yo soy la puerta; quien entre por mí se salvará, podrá entrar y salir y encontrará pastos. El ladrón solo viene a robar, a matar y a destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Celebrante: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor, Jesús.

Canto

El Señor es mi pastor

El Señor es mi Pastor, junto a Él no temeré; el Señor es mi Pastor, en verdes prados me hace reposar.

Me conduce a fuentes tranquilas y repara mis fuerzas; me guía por un sendero justo por el honor de su nombre.


Oración

Oh Dios, te pedimos la capacidad para escuchar siempre la voz de tu Hijo Jesús, quien, como el Buen Pastor que guía su rebaño a buenos pastos y a fuentes tranquilas, también nos indica el camino seguro y nos protege de todo mal y peligro. Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


El lobo y las ovejas

Dicen que el lobo, cuando ataca a una oveja, no se lanza contra sus piernas para impedirle que huya, sino que aferra con sus poderosas mandíbulas el cuello de la víctima, de tal manera que no pueda gritar ni pedir ayuda.”.


Muchas veces la táctica del demonio consiste en bloquear la garganta del hombre que se halla en dificultades, de tal modo que no pueda pedir ayuda a nadie. Por tal motivo, el único que puede ayudar es el Buen Pastor, que guía a las ovejas a las fuentes tranquilas.