Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

09 Febrero 2020


No. 1109 – QUINTO DOMINGO ORDINARIO – CICLO A

Esta semana / Febrero 09

¡El mensaje!


Jesús nos ha enseñado a ser luz del mundo. Pero la luz también genera las sombras. Hoy Jesús está sosteniendo una vela, pero la luz de la vela está proyectando sombras muy confusas. Obsérvalas bien y encuentra la sombra correcta.

 

San BlasMártir y obispo (3 de febrero)

Blas nació en Sebaste (Armenia) y era un joven médico, al cual le gustaba hablar de Jesucristo y de sus obras maravillosas a todos los que iba curando físicamente. La gente lo apreciaba mucho, por ello le pidieron que aceptara ser el obispo de su ciudad. Como en ese entonces era difícil ejercer esta labor, tuvo que esconderse en una cueva en el bosque y desde allí sanaba con la señal de la cruz a las personas y a los animales enfermos. El gobernador Agrícola se enteró de que Blas estaba convirtiendo muchas personas al cristianismo con sus milagros, por ello ordenó a sus guardias que encontraran su escondite y lo arrestaran. Blas no puso ninguna resistencia a los guardias y se fue con ellos a la cárcel. En el camino una mujer le presentó el hijo que tenía una espina de pescado clavada en la garganta y él lo sanó. En agradecimiento, la señora le regaló una vela para iluminar de noche la celda y un poco de pan y carne para los días en la cárcel. Antes de morir decapitado Blas caminó sobre un lago y todos los que observaban este milagro acogieron la fe católica. San Blas es invocado para los males de la garganta. 

Oración de los Fieles

  • Para que los gobernantes de las naciones tengan en cuenta a quienes padecen hambre en el mundo y acudan pronto con ayudas materiales a remediar su situación. Oremos.
  • Para que la Iglesia se mantenga firme en su tarea evangelizadora, a pesar de las amenazas y las persecuciones por parte de los que quieren silenciar su voz profética. Oremos.
  • Para que los niños que han iniciado un nuevo año escolar, ayudados por la luz del Espíritu Santo, aprovechen los conocimientos aprendidos para ser en el futuro mejores ciudadanos. Oremos.

Mi mensaje

Cuando en la empresa, en el colegio o en el hogar se va la luz eléctrica, muchas actividades se suspenden y nos preocupamos porque quizá vamos a perder parte del trabajo que estábamos haciendo en el computador o porque no podemos seguir viendo el partido de la selección de fútbol. Y cuando a nuestra mamá o la persona que preparó los alimentos se le olvidó agregarles la sal, nuestra cara de disgusto se va a notar inmediatamente, pues no tienen sabor. En el evangelio de hoy Jesús nos pide que seamos luz del mundo y sal de la tierra. Nos confía una doble misión y a partir de ella se puede evaluar si somos verdaderos cristianos o no. Así como la luz disipa toda oscuridad y la sal da sabor, nosotros, con nuestro testimonio de vida cristiana y con nuestra forma particular de vivir el Evangelio, debemos ayudar a transformar el ambiente que nos rodea, la parte de planeta que habitamos.

Salmo 111

R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.

  • R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz. En las tinieblas brilla como una luz el que es justo, clemente y compasivo. Dichoso el que se apiada y presta, y administra rectamente sus asuntos.   R.
  • El justo jamás vacilará, su recuerdo será perpetuo. No temerá las malas noticias, su corazón está firme en el Señor.  R.
  • Su corazón está seguro, sin temor. Reparte limosna a los pobres; su caridad es constante, sin falta, y alzará la frente con dignidad.  R.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (5, 13-16).

Sal de la tierra y luz del mundo

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:

–Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Uno de ellos dijo:

–Si la sal pierde el sabor, ya no sirve para nada, Señor. Y se tira a la calle para que la pise la gente.

Luego Jesús agregó:

–Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero, para que la alumbre a todos los de la casa.

Luego concluyó:

–Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos.

Celebrante: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor, Jesús.

Canto

Nos envías

1. /Nos envías por el mundo a anunciar la buena nueva/. /Mil antorchas encendidas y una nueva primavera/.

2. /Si la sal se vuelve sosa, ¿quién podrá salar al mundo?/. /Nuestra vida es levadura, nuestro amor será fecundo/..


Oración

Oh Dios, que por el bautismo somos parte de la Iglesia de Cristo, ayúdanos a ser luz del mundo y sal de la tierra, para que nos dispongamos a ponernos al servicio de nuestros hermanos más necesitados. Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


Perros y gatos

En una ocasión, Quico, un gatico de pocos meses, cayó en un pozo profundo de quince metros en el patio de una casa abandonada. Después de tres días los bomberos por fin lograron salvarlo. En esa casa vivía también un perro cuyo nombre era Charlie. Pues bien, durante tres días (los que el gato pasó en el pozo), el perrito no comió nada. El disgusto de haber perdido al compañero de juegos le había quitado todos los apetitos. La dueña de los dos animales, dijo a todo el pueblo: –“Cuando el perro vio que el gatico venía a su encuentro, le llevó un pedazo de carne que tenía en el cuenco”.


Ser sal y luz del mundo es vivir con generosidad el seguimiento de Cristo.