Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

09 Junio 2019


No. 1072 – Pentecostés – Solemnidad – Ciclo C

Esta semana / Junio 09

¡El mensaje!


Jesús hoy nos envía el Espíritu Santo y junto a Él nos concede un maravilloso regalo. Si deseas saber de qué se trata, colorea con un marcador todos los recuadros que tengan aquellas letras que están repetidas más 
de seis veces.

San Bernabé (Apóstol) 

Bernabé, judío de la tribu de Leví, nació en la isla de Chipre. Su nombre original era José, pero los apóstoles lo empezaron a llamar Bernabé, que significa “el esforzado”, “el que anima y entusiasma”, porque fue quien llamó a Pablo para el ministerio de la evangelización y por mucho tiempo se convirtió en su más grande colaborador.

Según narra el libro de los Hechos de los Apóstoles, Bernabé tenía un campo, lo vendió y entregó el dinero a los apóstoles para ayudar al servicio de la evangelización. Bernabé se convirtió, por tanto, en ejemplo del espíritu de generosidad, amabilidad y servicio. Su trabajo pastoral lo desarrolló primordialmente en Antioquía y fue tan grande su labor, que logró convertir a muchos al cristianismo y todos lo veían como un dios. Después de un tiempo, Bernabé se separó de Pablo y no se volvió a saber más de él. Sin embargo, algunos escritos dicen que viajó a Roma y al poco tiempo fue martirizado por los judíos de la diáspora en el año 70 en Salamina.

Oración de los Fieles

  • Por los que se han alejado de Dios, para que sientan la necesidad de regresar a Él, y dejen guiar sus pasos por el Espíritu divino a la hora de emprender su regreso.  Oremos.
  •  Por los que están enfermos y sufren el dolor, para que el Espíritu de Dios llegue a sus vidas con paz, serenidad y consuelo. Oremos.
  • Por los que viven en confrontaciones y luchas, para que el Espíritu Santo derrame sobre ellos el don de sabiduría y entendimiento. Oremos.

Mi mensaje

Hoy celebramos la solemnidad de Pentecostés y Jesús nos envía su Espíritu para que no nos dejemos llevar y conducir por los caminos del rencor. Solo mediante el perdón será posible vivir en armonía con aquellas personas que nos hacen daño sin razón alguna. Así como la oscuridad es la ausencia de luz, también la ausencia de perdón es oscuridad en nuestra vida. Pero Jesús nos dejó su Espíritu de perdón para que pudiéramos cambiar las cosas que no nos dejan ser mejores personas. 

La invitación de Jesús es a pedir el espíritu del perdón para mantenernos siempre unidos, para evitar la derrota en los momentos difíciles, para mantenernos fuertes y sólidos, como una roca, ante las cosas que quieren quitarnos la paz y la armonía que habita en nuestro corazón, para aceptarnos los unos a los otros, sin importar que no seamos del mismo colegio o de la misma parroquia.

Salmo 103

R/.   Envía tu Espíritu, Señor, y renueva la faz de la tierra.

  • Bendice, alma mía, al Señor: 
    ¡Dios mío, qué grande eres! 
    Cuántas son tus obras, Señor; 
    la tierra está llena de tus criaturas.   
    R.
  • Les retiras el aliento y expiran 
    y vuelven a ser polvo; 
    envías tu aliento y los creas, 
    y renuevas la faz de la tierra.  
    R.
  • Gloria a Dios para siempre, 
    goce el Señor con sus obras. 
    Que le sea agradable mi poema, 
    y yo me alegraré con el Señor.  
    R.

Lectura del santo evangelio san  Juan (20, 19-23).

¡Reciban el Espíritu Santo!

Al anochecer del día de la resurrección, estando cerradas las puertas de la casa donde se hallaban los discípulos, por miedo a los judíos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo:
–La paz esté con ustedes.
Dicho esto, les mostró las manos y el costado.
Cuando los discípulos vieron al Señor, se llenaron de alegría. De nuevo les dijo Jesús:
–La paz esté con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo.
Después de decir esto, sopló sobre ellos y les dijo:
–Reciban el Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar.

Celebrante: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor, Jesús.

Canto

Hazme un instrumento de tu paz

Hazme un instrumento de tu paz,
donde haya odio lleve yo tu amor,
donde haya injuria, tu perdón, Señor,
donde haya duda fe en ti.
Maestro, ayúdame a nunca buscar,
querer ser consolado como consolar,
ser comprendido como comprender,
ser amado como yo amar.


Oración

Oh, Dios, tú que vienes a visitarnos cuando las puertas de nuestro corazón están cerradas por el miedo o la tristeza, haz que podamos reconocerte con alegría, para que la paz que nos regalas por medio de tu Espíritu pueda transformar nuestras vidas.  Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


¡Mensaje entre los dedos!

En una ocasión, la Madre Teresa de Calcuta fue invitada a hablarles a los médicos de un prestigioso hospital de Roma. Era el día 25 de mayo de 1990. La Madre Teresa aceptó. Su discurso fue brevísimo. Levantó la mano derecha y dijo deletreando: 
–¡Recuerden la regla de los cinco dedos!
Luego mostró con calma los dedos uniendo a cada uno de ellos una palabra. 
Al pulgar: “Yo”. 
Al índice: “Hago”. 
Al dedo intermedio: “Todo”. 
Al dedo anular: “Por”. 
Al dedo meñique: “Jesús”. 


¡Las cosas son más sencillas y agradables cuando las hacemos por Jesús!