Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

14 Abril 2019


No. 1061 – Domingo de Ramos – Ciclo C

Esta semana / Abril 14

¡El mensaje!

Hoy celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, quien escogió para este gran momento un burrito y así, mientras montaba en él, la gente lo acompañaba poniendo sus mantos en el camino y cantando con gran júbilo. Acompaña también tú a Jesús en su recorrido y trata de reconocer cuál de las sombras reflejadas no se diferencia de la imagen original.

Santa Inés de Montepulciano (Virgen) 

Inés nació en el año 1274 en Gracciano Vecchio, cerca de Montepulciano (Italia). Recibida como un regalo de Dios, desde su más tierna infancia estuvo acompañada de hechos maravillosos y sobrenaturales. Entre estos acontecimientos, se cuenta con asombro cómo la cuna y el lugar donde nacía quedaron en ese momento totalmente iluminados e inmediatamente se esparció un delicioso olor a flores.

Muy pronto se despertó en Inés el deseo de entrar a una comunidad de hermanas en Montepulciano, las cuales la recibieron y la revistieron con el hábito cuando tenía solo nueve años. A los quince años las superioras quisieron que Inés les ayudara a fundar nuevas casas para su comunidad. Aunque sufría mucho físicamente, nunca se vio a Inés de mal humor o con rabia, pues ofrecía todas sus dolencias con paciencia y alegría a Dios. Muchas veces, después de la celebración eucarística, Inés veía cómo el altar se recubría de una capa de nieve. Murió el 20 de abril del año 1317 y fue canonizada el 10 de diciembre de 1726, pues su cuerpo permaneció milagrosamente incorrupto y entero.

Oración de los Fieles

  • Por todas las familias, para que encuentren en el misterio de la Pasión una motivación y esperanza para asumir con responsabilidad las dificultades del hogar.  Oremos.
  • Por los que son llamados a servir al Señor mediante el sacerdocio, para que respondan con fidelidad a la llamada que Él les ha hecho.  Oremos.  
  • Para que todos los niños, durante esta Semana Santa, reciban alegres a Jesús en su corazón y compartan con Él su entrega generosa en beneficio de las demás personas. Oremos.

Mi mensaje

Parece contradictorio que un rey monte un burrito para llegar a celebrar la fiesta más importante para los judíos: la Pascua. Con esa actitud Jesús nos enseña el valor de la humildad, de la sencillez que debe tener toda persona que desee seguirlo; por eso monta en un burrito para indicarnos que la entrada al Reino de los Cielos no es para los orgullosos ni para los que presumen de sus capacidades, sino para quienes son sencillos y serviciales.

Hoy Domingo de Ramos, cuando celebramos la entrada de Jesús a Jerusalén, el Evangelio nos recuerda un camino de preparación espiritual para celebrar la pasión del Señor; esta preparación espiritual nos debe hacer comprender que la muerte de Jesús no es una derrota sino un triunfo. Jesús entra con alegría, porque está preparado para hacer la voluntad de Dios; y hacer la voluntad según el Evangelio es estar dispuestos a dar muerte al pecado como lo hizo Jesús.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (19, 28-40)

El Padre misericordioso

Jesús iba hacia Jerusalén, acompañado por sus discípulos, a celebrar allí la fiesta de Pascua. Cuando llegaron a Betfagé y Betania, muy cerca del monte de los Olivos, les dijo a dos de sus discípulos:
–Vayan al pueblo que ven allí enfrente. A la entrada encontrarán amarrado un burro en el cual nadie ha montado todavía. Desátenlo y tráiganmelo, pues tenemos que llegar a tiempo a Jerusalén.
–Pero, Maestro, y si alguien nos pregunta por qué estamos soltando el burro ¿qué le decimos? –preguntó uno de los discípulos.
Jesús le respondió:
–Díganle que el Señor lo necesita, pero que muy pronto lo devolverá, cuando regrese de la fiesta.
Los discípulos fueron y encontraron al burro en la calle, atado junto a una puerta, y lo soltaron. Pero en ese momento algunos de los que allí estaban se dieron cuenta e inmediatamente les preguntaron: 
–Oigan, señores, ¿por qué sueltan al burro? Déjenlo ahora mismo o avisaremos a las autoridades.
Pero ellos les contestaron:
–No se preocupen, amigos, lo llevamos porque el Señor lo necesita para llegar rápido a Jerusalén, pero pronto lo devolverá, cuando regrese de la fiesta.
Entonces llevaron al burro, le echaron encima los mantos y Jesús montó en él. Muchos extendían su manto en el camino, y otros lo tapizaban con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante de Jesús y los que lo seguían, iban gritando vivas:
–¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito el Reino que llega, el Reino de nuestro padre David! ¡Hosanna en el cielo!”.
Algunos fariseos que iban entre la gente le dijeron:
–Maestro, reprende a tus discípulos.
Él les replicó:
–Les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras.

Celebrante: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor, Jesús.

Canto

Santo, Señor de gloria

Santo, santo, santo, 
Señor de gloria y majestad;
toda la tierra está llena de ti.
Hosanna, hosanna, 
bendito nuestro Dios.
Bendito aquel que viene 
en nombre del Señor.
Hosanna, hosanna, 
bendito es el Señor.


Oración

Oh, Dios, que nos invitas a celebrar en este domingo la entrada triunfal de tu Hijo Jesús a Jerusalén, concédenos que aprendamos su ejemplo de humildad, sencillez y servicio en favor de nuestros hermanos, para que participemos con Él de la gloria de su resurrección. Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


¡En el prado!

El verano estaba a punto de terminar, por ello la hormiga le dijo a la cigarra: 
–Yo trabajé todo el mes de julio y todo el mes de agosto con el fin de disponer de recursos para los meses fríos. 
Y tú que te la pasaste cantando durante todo el tiempo, ¿cómo vas a hacer?”.
La cigarra, muy tranquila, respondió: 
–Mañana emprendo el viaje hacia los países calientes. 


¡Siempre existe una solución para vivir: hay que buscarla!

;