Filtros

Libros

Multimedia

Autor

Educación

Actividades

Logo San Pablo

Celebremos el Domingo

02 Diciembre 2018


No. 1039 – PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO – Ciclo C

Esta semana / Diciembre 02

¿Quién eres tú?


Ayuda a los discípulos a encontrar el camino para llegar al encuentro con Jesús al final de todos los tiempos. Ten cuidado al transitar y evita las cosas malas que menciona el Evangelio y que nos alejan de la vida eterna junto a Jesús.

Santa Bárbara
Martir (4 de Diciembre)

Aunque son inciertas las noticias sobre la vida de santa Bárbara, se dice que era una niña muy bella y piadosa, la cual había nacido en Nicomedia en el siglo III y era hija de un rico y celoso pagano llamado Dióscoro. Al ver Dióscoro que su hija sentía agrado por las cosas que se decían de la fe en Jesús, decidió encerrarla en una torre, que tenía dos ventanas, para protegerla de las influencias cristianas y de las seducciones de los hombres. 

Bárbara fue madurando más su fe por Jesucristo y, en ausencia de su padre, ordenó que le hicieran una ventana más a su cárcel, para significar su amor por la Santísima Trinidad. Enfurecido porque su hija aceptaba la fe católica y rechazaba las propuestas de matrimonio de los paganos, su padre decidió entregarla a los tribunales para que la torturaran cruelmente, pero Bárbara aparecía milagrosamente curada. Entonces el mismo padre decidió ejecutarla y tan pronto la espada cortó la cabeza de la joven mártir, un rayo fulminante acabó con la vida de Dióscoro. Por esto a santa Bárbara se le invoca contra los rayos y antes de manipular elementos peligrosos como la pólvora.

Oración de los Fieles

  •  Para que la Iglesia, en este tiempo de Adviento, anuncie a todos la alegría del Evangelio y ayude a preparar nuestro corazón para recibir al Niño Jesús. Oremos.
  •  Para que los jóvenes que acaban de finalizar su ciclo de educación media, puedan seguir adelante con la realización de su proyecto de vida. Oremos.
  •  Para que haya una respuesta oportuna por parte del Estado frente a la situación de abandono y pobreza que viven muchos niños en nuestros países. Oremos.

Mi mensaje

Cuando llega la época de exámenes en el colegio, llegan también los momentos de preocupación y de estrés, porque muchas veces estas evaluaciones finales son decisivas para aprobar o no el año académico. Por eso prepararnos de buena manera y con anticipación para ellos resulta positivo y nos evita pasar momentos de angustia.

También en la Iglesia comenzamos hoy un tiempo de preparación que se conoce con el nombre de “Adviento”, que significa “venida”. El Adviento es tiempo de preparación para el nacimiento del Niño Jesús, nuestro salvador. Con fe y confianza pidámosle en este día que nos ayude a estar despiertos, a no dejarnos dominar por el sueño de la pereza o la indiferencia, a estar más atentos a las necesidades de los niños y niñas que sufren en el mundo. ¡Ven, Señor, no tardes!, ¡ven pronto, Jesús!

Salmo 24

R/. A ti, Señor, levanto mi alma.

  • Señor, enséñame tus camino,instrúyeme en tus sendas:haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R.
  • El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes.  R.
  • Las sendas del Señor son misericordia y lealtad para los que guardan su alianza y sus mandatos. El Señor se confía a los que lo temen, y les da a conocer su alianza.  R.

Lectura del santo evangelio 
según san Lucas (21, 25-28.34-36).

Despiertos a toda hora

Cierto día Jesús se puso a hablarles a sus discípulos de lo que sucedería al final de los tiempos. Les dijo entonces:
–Habrá señales prodigiosas en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra, las naciones se llenarán de angustia y de miedo por el estruendo de las olas del mar; la gente se morirá de terror y de angustiosa espera por las cosas que vendrán sobre el mundo, pues hasta las estrellas se moverán.

Los discípulos los escuchaban con atención, entre admiración y asombro. Para darles confianza Jesús les dijo:
–Pero no se preocupen, porque entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube, con gran poder y majestad.

Y continuó diciéndoles:
–Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación. Estén alerta, para que los vicios, con el libertinaje, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.
Entonces preguntó uno de los discípulos:
–Señor Jesús, ¿nos quieres decir con esto que debemos estar todos muy atentos para la llegada de ese día?
Y Jesús respondió:
–Así es. Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre.

Celebrante: Palabra del Señor.
Todos: Gloria a ti, Señor, Jesús.

Canto

Llegará la libertad

Caminamos hacia el sol, 
esperando la verdad;
la mentira, la opresión, 
cuando vengas cesarán.

/Llegará con la luz 
la esperada libertad/.

Construimos hoy la paz, 
en la lucha y el dolor;
nuestro mundo surge ya, 
en la espera del Señor.


Oración

Señor, tú eres nuestro Dios y salvador y tenemos puesta en ti nuestra confianza; te pedimos que en este tiempo de Adviento, que ahora comienza, nuestro corazón esté más disponible para recibir a tu amado Hijo Jesús que viene a visitarnos. Amén.

Complementen la meditación del evangelio de este día compartiendo en familia la siguiente historieta:


¡La corona de Adviento!

Llega el Adviento, época para disponernos a recibir al Niño Jesús que nace en un pesebre. Como ya es tradición de todos los años, vamos a elaborar una “corona”, la cual simboliza la espera de Jesús que viene a nuestros corazones como Luz y Vida.
Para elaborar la corona, necesitas un círculo decorado con hojas verdes, cuatro velas de distintos colores (morada, verde, roja y blanca) y una cinta o listón de color rojo.
¡Hacerla es muy sencillo! Sobre el círculo decorado con hojas verdes u otro material, se insertan las cuatro velas y por último se enrolla la cinta roja.
Recuerda que la forma circular de la corona simboliza la eternidad y el color verde la esperanza y la vida. La cinta roja significa el amor de Dios que nos envuelve y la luz de las velas es Cristo que viene a iluminar a las naciones.
¡La corona de Adviento recuerda que Dios no tiene principio ni tiene fin! 


¡La corona de Adviento recuerda que Dios no tiene principio ni tiene fin!

;